Cuidados básicos para todo tipo de suelos

No todos los suelos requieren los mismos cuidados. Es por ello por lo que es importante conocer cuáles son los cuidados que necesita tu suelo o tarima para que este no resulte dañado y se vea siempre perfecto.

Respecto a los suelos de parqué, es muy importante conocer cómo hay que lijarlos para un resultado óptimo. A la hora de lijar un suelo de parqué hay que tener presente la dirección correcta para el lijado. Esto dependerá de la disposición del suelo y de si el lijado es fino de acabado o lijados previos.

Cuando hacemos lijados previos buscamos que nuestro suelo quede totalmente plano. En cambio, el lijado fino está más orientado a obtener o mejorar la estética del suelo.

Por otro lado, nos encontramos con suelos de mármol y terrazo. Ambos materiales requieren de cuidados similares. Dependiendo del resultado buscado el tratamiento que daremos a nuestro suelo de mármol o terrazo será abrillantar o pulir.

Con estos procesos buscamos que nuestro suelo vuelva a tener su brillo natural. Con el abrillantado quitamos la suciedad de nuestro suelo hasta conseguir el brillo deseado. Con la pulidora conseguiremos recuperar el brillo en suelos muy desgastados. Con estos cuidados conseguirás un suelo resplandeciente.

Cuidados básicos para todo tipo de suelos